29 sept. 2009

Cuál es el límite que divide la realidad de lo irreal? Es fácilmente distinguible, o podemos decir que en verdad no somos capaces de saber si estamos viviendo en el mismo mundo todos.
Quizás sólo sea un sueño, tal vez esto no es más que nuestro invento.

23 sept. 2009


Deja de llorar Lola. Deja de lamentarte por el presente y de añorar el pasado. Que sabes bien que no fue bueno. Pero tu, siempre te empeñas en volver, esa maldita manía que tienes de amar lo peor de ti misma me enerva. En esos momentos suelo detestarte Lola y lo sabes mejor que nadie.

A veces pienso que no hay remedio. Siempre querras en alguna parte de tu ser volver a aquello.


Enciendes un cigarrillo y me miras en silencio, suplicas con la mirada que calle, que no te hable más. Lo sé, no hace falta que me digas nada, entre ambas jamás son necesarias las palabras.
Sonries. Ay, tu sonrisa Lola.

19 sept. 2009

Nota mental.

(Nota mental): Expliquemonos. Los delirios aunque generalmente cobren mayor magnitud me madrugada, no siempre son producto del insomnio que llevo a cuestas.

A.

6 sept. 2009


No puedo retroceder el tiempo. No puedo recoger las cenizas de mis cigarrillos ni rehacer el café de mi taza del pasado.
Perdí la orientación del espacio. Mi mente va unas varias nubes más arriba de las visibles en la tierra. Mi superficie se quebraja pero aún así no lgro encontrar el instante ni el lugar perfecto para lograr la conexión correcta.

Antonella Dawson.

5 sept. 2009


Tanto temor tiene de crecer, de enfrentarse al mundo real, y sejar de existir en aquel que creo en su cabeza, que simplemente se niega. Un acto de auto-defensa.

No es egoista, ni es ignorante, tan sólo quiere hacer de cuenta que no existe aquello que no desea para no sufrir más de la cuenta.


Cree que si nadie ve la realidad ésta no existirá...

2 sept. 2009


ve la vida desgastada, tanto usada (por los demás) y tan mal aprovechada por ella . Se pregunta acaso de que vida puede hablar al referirse a si misma, si jamás se sintió siquiera cerca de estar vida.
Su comportar en nada se relaciona al de otras personas, quizás sea anormal, pero después de todo nunca entendió a que se refieren todos cuando hablan de normalidad. Supuso en algun momento que se relacionaba con los estándares de la sociedad, pero después de todo no le importó demasiado ese pensar. No quiere ser normal, se siente única y eso le provee un cierto aire de felicidad...

Es autodestructiva, una mujer tan química para si e indudablemente para todos, sino no se alejarían de ese modo cuando son capases de observar a esa niña disfrazada de mujer, con aires de suficiencia pero tan dependiente de otro ser que le acortó la existencia. Obsesiva por doquier, compulsiva sin querer, no prentende cambiar y en cierto modo este hecho enerva a los demás...
Hay quienes la aman, de eso no hay duda alguna, pero no se siente merecedora de su amar, ni de el de ningun otro ser, prefiere la compañia de la soledad, aunque la deteste desde lo profundo de su ser.

Tal vez será que la soledad no pide explicaciones de su andar...