8 ago. 2012

La humanidad en extinción.


Las sombras suelen ser más amables que los mismos cuerpos. Los espejismos dicen mucho más que la nitidez, aunque el sueño te hace dudar.
El frío se complementa con el excesivo consumo de café, pero la ciudad sigue perdiendo un poco de calor. Y la luz ya no se hace tan presente.
Es invierno, lo sé, lo sabemos pero tampoco lo estamos aceptando por completo.
Ya no comprendo en qué estaciones pasará el humano que nunca cambia su hostilidad y su calidez oculta y destrozada que no tiende a aparecer. La empatía con los seres. La amabilidad y sobretodo, la comprensión. Dónde y por qué demoran en aparecer.
Dónde quedó la humanidad.
Parece que tal cual como fue la extinción de los dinosaurios, cada vez se irá muriendo más y más la humanidad, los corazones y las alegrías. El deseo de querer vivir y despertar cada mañana feliz o al menos con ganas de seguir, de durar más que ese segundo.

Antonella Dawson.

No hay comentarios:

Publicar un comentario