12 nov. 2010

She.

Ella se fue, ahora un poco más lejos que antes. Me lo predijo el café y yo no lo quise creer.
Algún día todos se van a ir, me lo repito hasta el cansancio.
Duele pensarlo pero hay que aceptarlo.

Las palabras nunca fueron tan escritas como ahora.

Desgraciadamente soy una inconformista por excelencia, y no creo que cambie ahora.
Cuesta resignarme.
Me canso de luchar porque además soy antisocial.

Los abrazos nunca fueron más cibernéticos que ahora.

Antonella Dawson.

2 comentarios:

  1. Te mando un abrazo cibernetico muy fuerte :)

    Te invito a pasar por nuestro nuevo blog! Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. a mí me lo predijo una bruja, un borracho de la calle, un niño, el viento y los otros elementos, un cigarrillo y sus cenizas y nunca creí, hasta que finalmente pasó.

    ResponderEliminar